El impacto del conflicto puede tener repercusiones sobre los alimentos que se consumen en el día de la población según lo señala el periodista José Gregorio Yépez, director de Contrapunto.com en el programa Con los pies planos

Las implicaciones que tiene la crisis en Ucrania sobre Venezuela deben verse en distintos planos que van desde lo geopolítico, pasando por el tema petrolero, hasta llegar al tema agroalimentario.

“Son visibles los problemas que están vinculados al tema geopolítico. La alineación de Miraflores con el Kremlin pone a Venezuela dentro las fichas que pueden ser movidas o impactadas en el tablero que manejan las potencias globales”, señala Yépez en su análisis.

Por otra parte, aborda el tema petrolero y sostiene que, más allá del impacto que cualquier conflicto armado sobre la cotización del crudo, la participación directa de EEUU y Rusia en el conflicto “agrava la situación”.

“Estados Unidos es el mayor productor de petróleo del mundo y además es el mayor consumidor de energía del planeta. Por el otro lado está Rusia, que también está entre los mayores productores de la OPEP Plus y es otra nación inscrita en la lista de los grandes demandantes de energía”, advierte el analista.

Indica que esto ayudara a los ingresos por venta de petróleo ya que “PDVSA, aún vendiendo con 20 o 30% de descuento, facturará más simplemente por el aumento de la cotización, aunque también es verdad que no podrá aprovechar en su totalidad la coyuntura debido a las sanciones”.

“Si el crudo aumentó, aumentan los costos del combustible que usan los tractores que aran la tierra, la gasolina y el diésel que usan los camiones que mueven las cosechas, también la energía que enciende los motores de la agroindustria en el planeta”, sostiene Yépez.

Agrega que en el mercado internacional los precios de los alimentos están subiendo y cita las cifras que maneja el experto en seguridad alimentaria Edinson Arciniega, quien señala que Rusia y Ucrania son los proveedores de alrededor del 20% del mercado de cereales del mundo y son también los principales proveedores de fertilizantes.

“Sabemos que Venezuela depende de las importaciones para comer, bien sea por la necesidad de traer productos o por insumos utilizados en la producción de alimentos”, sostiene Yépez.

En este contexto alerta sobre el aumento de los precios de los insumos para el campo y la posibilidad de acceso a estos, no solo para Venezuela si no para el planeta.

“¿Nos llegará la Crisis de Ucrania hasta nuestra mesa? Esto sin contar los accidentes que puedan darse en el tablero en la geopolítica en el que estamos por culpa de nuestros dirigentes”, se pregunta el analista.

Vea el análisis de nuestro director en el programa #Conlospiesplanos