Según su última voluntad, sus restos serán cremados y no se realizarán ceremonias militares ni actos públicos

El ministro del Interior de Cuba, Julio César Gandarilla Bermejo, murió en la madrugada de este martes en La Habana, a causa de una “prolongada enfermedad”, informan en una breve nota los medios oficiales de la isla.

Vicealmirante de la marina y jefe de la contrainteligencia militar cubana por 16 años, Gandarilla Bermejo era viceministro primero del poderoso Ministerio del Interior, cuando fue designado por el expresidente Raúl Castro para suceder al fallecido titular de la cartera, Carlos Fernández Godín, en enero de 2017.

El actual mandatario cubano y pupilo de los Castro, Miguel Díaz-Canel, lo mantuvo en el cargo tras su ascenso a la jefatura del Estado en abril de 2018.

El fallecido ministro era miembro del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral).

“El vicealmirante Gandarilla Bermejo atesoró una brillante hoja de servicios (…) En su desempeño siempre le distinguió una probada fidelidad”, resalta el comunicado oficial, que no ofrece detalles sobre quién estará ahora al frente del Ministerio.

Como es usual en la hermética isla comunista, poco se sabe de la vida privada de los altos cargos militares, quienes tampoco suelen divulgar su agenda de trabajo. La escueta biografía de Julio César Gandarilla Bermejo se limita a enumerar sus responsabilidades y dar cuenta de su participación en “varias misiones internacionalistas”.