Todo parece indicar que Gustavo Petro ha tenido más dificultades en confeccionar su gabinete de lo que se esperaba inicialmente. Se suponía que los que lideraban el empalme con las diferentes carteras eran los más seguros ministros, pero no ha sido así del todo

Aunque falta poco tiempo para que Gustavo Petro asuma el cargo como Presidente en funciones, el futuro gobernante de Colombia aún tiene vacante más de la mitad de su gabinete ministerial y la mayoría de los departamentos administrativos, entidades centrales.

Un trabajo realizado por el medio de comunicación Semana, sostiene que si bien ya anunció los nombres que estarán en los ministerios clave, aún está pendiente la designación de otros altos funcionarios que se convertirán en su círculo cercano.


Susana Muhamad, ministra de Ambiente

Para CNN en Español, el equipo de Gustavo Petro, comentaba con cierto orgullo, que le habían madrugado a los primeros nombramientos para ocupar los distintos ministerios del Ejecutivo. Sacaban pecho y decían que mientras Iván Duque comenzó la tarea el 11 de julio, el electo presidente hizo los primeros anuncios el 25 de junio.

Patricia Ariza, ministra de Cultura

Ese día se comunicó a la opinión pública que Álvaro Leyva sería el nuevo canciller, un claro mensaje de que la nueva administración le apostaría a la paz. Luego, el 28 de junio, se anunció a José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda. El anuncio tenía la intención de darle tranquilidad a los mercados, que vieron con cierto recelo la victoria de Gustavo Petro y algunas de sus anuncios como la de suspender de tajo la exploración petrolera en el país desde el siete de agosto.


Álvaro Leyva Durán, ministro de Relaciones Exteriores

Estos nombramientos fueron seguidos por los de Patricia Ariza (Cultura), Cecilia López (Agricultura), Susana Muhamad (Ambiente) y Carolina Corcho (Salud). Todos estos anuncios llegaron empezando julio, por lo que se pensaba que varias semanas antes de la posesión se tendría un listado completo de los que acompañarían a Gustavo Petro en su gobierno, o al menos en sus primeros meses.

A la espera

Sin embargo, la designación de ministerios sufrió una ralentización en los siguientes días y solo vinieron a conocerse los nombramientos de Alejandro Gaviria, como ministro de Educación, e Iván Velásquez, como ministro de Defensa. Es más, quedan pocas horas para la posesión y aún quedan por surtir los nombramientos de diez ministerios y la dirección del Departamento Administrativo de Presidencia.


José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda

Todo parece indicar que Gustavo Petro ha tenido más dificultades en confeccionar su gabinete de lo que se esperaba inicialmente. Se suponía que los que lideraban el empalme con las diferentes carteras eran los más seguros ministros, pero no ha sido así del todo. Está el caso de Iván Velásquez. Este no lideró el empalme con el sector defensa, lo hizo el general (r) de la Policía William Salamanca. Sin embargo, al final, el mandatario electo se decantó por Velásquez.

Por otro lado, el presidente tampoco habría tenido fácil tratar de conciliar los intereses de los partidos de la bancada de gobierno. En el reparto de carteras le habría correspondido al Partido Liberal la de Vivienda. Los del trapo rojo habrían entregado la hoja de vida del exrepresentante José Luis Correa, pero esta fue rechazada ante su falta de experiencia en el sector.

Carolina Corcho, ministra de Salud

Por los lados del Ministerio de Justicia, la situación pasa por la controversia con Guillermo Reyes. Este sería cuota del nuevo presidente conservador, Carlos Andrés Trujillo. De haberse cumplido la regla de líder de empalme es sinónimo de ministro, Reyes habría sido el más seguro ocupante de la cartera de la Justicia. Sin embargo, el escándalo por presunto plagio y su cercanía con el uribismo habrían afectado en gran manera su designación. No obstante, aún estaría sonando como posible cuota conservadora en el Ministerio de Transporte.

Varios rechazos

Por otro lado, esta semana se conoció que el exmagistrado de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández sonaba como ministro de Justicia. Luego este confirmó el ofrecimiento, pero señaló que había rechazado dicha designación debido a condiciones de salud que se lo impedían.

Hernández no habría sido el único que declinó un ofrecimiento de Gustavo Petro. Cercanos al presidente electo comentaron que han sido varios los que han dicho que no a pertenecer al gabinete del presidente electo, esta sería una de las razones por las que todavía no se han surtido todos los cargos. La intención de tener un gabinete con los mejores nombres también sería una de las causas que se esté a dos días del siete de agosto y no se sepa los nombres de más de la mitad de los ministros que gobernarán con el primer presidente de izquierda del país.