El vicepresidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Gilles Carbonnier, subraya que “como Cruz Roja, no nos pertenece ni promover ni prohibir la migración, pero nosotros vemos que hay migrantes y que son muy vulnerables y tienen que ser protegidos y tratados con humanidad”

El vicepresidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Gilles Carbonnier, pide hacer “un esfuerzo regional” para que los migrantes que transitan por Suramérica y Centroamérica formen parte de los planes de vacunación contra la covid-19, ya que “son más vulnerables”.

“Los migrantes, a veces, no pueden o no están registrados para la vacuna y son más vulnerables por el mismo hecho del desplazamiento sin tener dónde aislarse porque no están en sus casas. Se tiene que hacer un esfuerzo regional; es un desafío grande”, consideró Carbonnier en una entrevista con Efe al finalizar su primera visita oficial a El Salvador, Honduras y Colombia.

Latinoamérica vive una tercera ola de la pandemia que, en países como Colombia, Uruguay y Argentina, está siendo mucho más violenta que las anteriores, mientras que las campañas de vacunación avanzan lentas y las vacunas llegan a cuenta gotas al continente.

“Nosotros como movimiento internacional hemos hecho un llamado hasta en el Consejo de Seguridad (de la ONU) y a nivel diplomático global para que se haga una distribución equitativa a nivel mundial”, aseguró el directivo suizo, quien también incidió en que este reparto equitativo se haga dentro de los propios países y que toda la población, incluida la más marginada como la desplazada o la que vive en prisiones, tenga acceso a las dosis.