Cancelaron columna de periodista que cuestionó silencio de la revista colombiana “Semana” sobre “falsos positivos”

El columnista preguntó “¿por qué Semana no publicó la directrices del comandante del Ejército de Colombia que ordena a sus subalternos duplicar las bajas y capturas, si esas evidencias eran conocidas por la revista desde febrero?”

El escándalo por la posibilidad de que se revivan las ejecuciones extrajudiciales en Colombia, denunciado por The New York Times, generó el martes otra polémica por la cancelación de la columna de Daniel Coronell, jefe de noticias de Univisión, en la revista Semana tras criticar la actuación de ese medio en el caso.

Coronell escribió en redes sociales que la reconocida revista le canceló la columna semanal de opinión que mantuvo por más de 14 años.

La decisión fue tomada luego del debate generado por la columna del fin de semana pasado, titulada “La explicación pendiente”, en la que Coronell cuestionó a Semana por no haber publicado una información divulgada por The New York Times el 18 de mayo pese a que la revista la tenía desde febrero de este año.

Foto : @DCoronell

El columnista preguntó “¿por qué Semana no publicó la directrices del comandante del Ejército de Colombia que ordena a sus subalternos duplicar las bajas y capturas, si esas evidencias eran conocidas por la revista desde febrero?”. 

“Es inevitable que una parte importante de los lectores de Semana se haya quedado con la sensación de que la historia fue engavetada para ayudarle al Gobierno”, escribió Coronell.

Al respecto el director de la revista, Alejandro Santos negó que hubiese pasado eso y aseguró que en la revista siempre se defenderá la libertad de expresión, “aún la de los columnistas que critican a su casa editorial”.

En su artículo sobre la nueva política de resultados operacionales del Ejército colombiano, el The New York Times advierte del riesgo de que esa táctica reactive las ejecuciones extrajudiciales de civiles, conocidas como “falsos positivos”. 

Esa práctica tuvo su pico en la década pasada, cuando militares asesinaron a miles de civiles reclutados mediante engaños y que luego fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate y así obtener permisos, premios y otros beneficios de sus superiores.

Foto : @DCoronell