La Procuraduría General de la República de Cabo Verde informó que, tras la visita de dos procuradores y un funcionario de Justicia a la cárcel, el equipo concluyó que “no hay indicios de que el detenido ha sido torturado”

La Procuraduría General de la República (PGR) de Cabo Verde, negó este miércoles 9 de septiembre, que el empresario colombiano Álex Saab, acusado de ser testaferro del mandatario Nicolás Maduro, haya sido torturado en una prisión del país africano a petición de Estados Unidos, que lo reclama por supuesto blanqueo de dinero.

En un breve comunicado emitido en Praia, capital caboverdiana, la PGR indicó que efectuó una visita sorpresa a la cárcel de la norteña isla de Sal, donde se encuentra recluido el supuesto testaferro.

El Ministerio Público divulgó la nota después de que la semana pasada Saab, en una carta publicada por el diario español “El Mundo”, denunciara que ha “sufrido torturas” de “cuatro empleados nativos de Cabo Verde”, que Estados Unidos tiene en el penal.

El empresario alegó que esas “torturas” se le infligieron para que firmara “la extradición voluntaria a Estados Unidos”, e hiciera “declaraciones falsas contra el presidente Maduro y su familia”.

Sin embargo, la PRG señaló que, tras la visita de dos procuradores y un funcionario de Justicia a la cárcel, el equipo concluyó que “no hay indicios de que el detenido ha sido torturado”.

“Por el contrario, existen fuertes indicios de que se ha estado automutilando dentro de la celda, lo que llevó a la dirección del establecimiento penitenciario a retirar el objeto personal utilizado a tal efecto”, subrayó la Procuraduría.

La Fiscalía agregó que la visita se efectuó “tras conocer la denuncia realizada por el ciudadano nacional de la República Bolivariana de Venezuela, detenido provisionalmente para extradición, de que EEUU tiene cuatro empleados caboverdianos que lo están torturando en la prisión donde está detenido.