La apelación fue presentada por Silvana Russi, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 41, y Mariela Labozzetta, titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres

Dos fiscales apelaron la polémica decisión de una jueza de dejar en libertad a un hombre acusado de violar a una joven venezolana de 18 años en Buenos Aires, un caso que despertó indignación en Argentina.

Según confirmaron fuentes judiciales, la apelación fue presentada por Silvana Russi, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 41, y Mariela Labozzetta, titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres.

En una presentación conjunta, ambas procuradoras reclamaron la revocación del beneficio de la libertad otorgado al acusado como “el único medio útil para asegurar los fines del proceso, la integridad de la víctima y el cumplimiento de los compromisos del Estado argentino en el ámbito del derecho internacional de los derechos humanos de las mujeres”.

CARACAS (VENEZUELA) – Fotografía de una mujer sosteniendo un letrero durante una protesta en las inmediaciones de la embajada de Argentina, hoy en Caracas (Venezuela). Activistas del movimiento feminista ‘Wom’ se manifestaron este viernes en las cercanías de la Embajada de Argentina en Caracas para pedir a las autoridades de ese país protección y justicia para la joven venezolana violada a manos, presuntamente, de su jefe en el barrio de Once, en Buenos Aires (Argentina). EFE/ Miguel Gutiérrez

La excarcelación fue concedida días atrás por la jueza a cargo del caso, Karina Zucconi.

El hombre, identificado como Irineo Humberto Garzón, dueño de una tienda de ropa de trabajo en el barrio capitalino de Once, está acusado de violar a una joven venezolana de 18 años el pasado día 23, el mismo día que ésta había comenzado a trabajar en el local con él.

“Para ello, le dio una bebida que tenía una sustancia que la dejó inconsciente y en un estado de indefensión”, indicó el Ministerio Público Fiscal en su sitio web.

La jueza Zucconi argumentó que no existían razones para suponer que el hombre va a intentar eludir la acción de la Justicia o entorpecer la investigación y tuvo en cuenta la falta de antecedentes penales del acusado para dejarlo en libertad mientras continúa el proceso.

Las fiscales Russi y Labozzetta reclaman, en cambio, la prisión preventiva del acusado y en su apelación hicieron hincapié en la importancia que tiene el relato de la víctima, “cuya vida e integridad debe ser preservada, ya que es lo prioritario”.