La Unión Europea (UE) anunció hoy proyectos por valor de 268,3 millones de euros para ayudar a mantener la educación, la salud pública y los medios de subsistencia de la población de Afganistán en medio de la crisis humanitaria que atraviesa este país

En un comunicado difundido este martes, la Comisión Europea (CE) explicó que las ayudas, canalizadas a través de las agencias de la ONU que trabajan sobre el terreno, también están destinadas a refugiados, migrantes y desplazados internos, así como a defensores de derechos humanos y a organizaciones de la sociedad civil.

“Hoy demostramos con hechos lo que dijimos muchas veces: no abandonaremos al pueblo afgano. Me complace ver que satisfacemos necesidades humanas básicas y sostenemos los medios de subsistencia según los parámetros establecidos por el Consejo de Asuntos Exteriores”, manifestó la comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, en el comunicado.

Las ayudas se centran en la salud, la nutrición, el agua potable, el saneamiento y la educación, especialmente para las mujeres y las niñas, y ofrecen apoyo a los mercados locales, a la seguridad alimentaria y a las actividades generadoras de ingresos, según el texto de la CE.

Los nuevos proyectos forman parte de la dotación global de ayuda comunitaria de 1.000 millones de euros anunciada en octubre de 2021 por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y buscan prestar asistencia básica de subsistencia sin pasar por las autoridades talibanes que gobiernan el país de facto.

“Hemos reaccionado rápidamente para aliviar el sufrimiento de la población y preservar un futuro para el pueblo afgano, especialmente para las mujeres y los jóvenes. No dejar a nadie atrás es un principio clave del compromiso de la UE con el mundo”, recalcó Urpilainen. EFE