Tras la caída de Lisichansk, el último bastión ucraniano en Lugansk, Zelenski ha asegurado que Ucrania “no renunciará a nada”

En la jornada 131 desde el inicio de la guerra entre Ucrania y Rusia, la Comisión Europea ya ha puesto en marcha “ciertos mecanismos” para trabajar con Kiev de cara a incorporar en un futuro al país a la Unión Europea, según ha anunciado el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, en una entrevista con el medio local LB.ua.

“Veo cómo ya se están poniendo en marcha ciertos mecanismos a nivel de la Comisión Europea para trabajar con Ucrania como un futuro miembro de la UE”, ha precisado Kuleba.

Así, Dmytro Kulebaha descartado que “en un futuro cercano” que la OTAN dé pasos “concretos” para asegurar la entrada de Ucrania en la Alianza, la cual, ha subrayado, “sigue viviendo en la lógica de antes de la guerra” con Rusia.

Tras la caída en manos de las tropas del Kremlin de la ciudad de Lisichansk, el último bastión ucraniano en la región oriental de Lugansk, el presidente Vladímir Putin ha felicitado y agradecido a sus militares y a las milicias de la autoproclamada República Popular de Lugansk por la “liberación”. Mientras, el dirigente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha asegurado que su país “no renuncia a nada” y que regresará a las zonas ahora en manos de los rusos.

En uno de sus últimos videos publicados, el dirigente ucraniano se refiere a la retirada de sus tropas tras el asedio ruso, que ha permitido a las fuerzas rusas hacerse con el control de prácticamente toda la franja este de Ucrania. Paralelamente, el Gobierno ucraniano ha entregado hasta la fecha los cuerpos sin vida de más de 400 soldados rusos caídos en combate y Moscú “los recoge en secreto”, evitando hacerlo públicamente para que la población no lo vea, según Kiev.