Las fiscales del distrito central  recibieron una denuncia de parte de un abogado que trabaja en Seúl e iniciaron una investigación, dijo un portavoz a la AFP

Los fiscales de Seúl abrieron una investigación sobre Kim Yo Jong, la hermana del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, por la destrucción el mes pasado de la oficina de enlace intercoreana, indicaron el jueves las autoridades.

El mes pasado Pyongyang destruyó el edificio de la oficina de enlace intercoreana, unos días después de que su hermana y consejera dijera que era “inútil” y que pronto sería “completamente derribada”.

Antes de la demolición, Corea del Norte había criticado los folletos de propaganda que llegan a su país procedentes del Sur.

En su denuncia, el abogado Lee Kyung-jae afirma que el edificio destruido es propiedad de Corea del Sur y que fue renovado con dinero del gobierno surcoreano pese a que estaba en el Norte.

Según el abogado, Kim Jong Un  “usó explosivos para destruir (…) la misión cuasi-diplomática que sirvió al interés público” de Corea del Sur.

Lee también tramitó una denuncia contra Pak Jong Chon, el jefe de Estado Mayor del ejército norcoreano.

En la práctica es prácticamente imposible que las autoridades de Seúl apliquen cualquier tipo de sanción contra Kim Yo Jong o Pak Jong Chon pero el abogado dijo que quiere “informar al pueblo norcoreano de la hipocresía de sus líderes”.

Las relaciones entre las dos Coreas siguen siendo tensas desde el fracaso el año pasado de una cumbre en Vietnam entre Kim Jong y el presidente estadounidense Donald Trump sobre el programa nuclear norcoreano.