La Corte de Apelaciones de Santiago acogió la demanda presentada por las víctimas en contra de la Iglesia Católica por no haber observado o ejercido correctamente su deber de vigilancia sobre el sacerdote Fernando Karadima Fariña

Este miércoles 27 de marzo el Poder Judicial chileno condenó a la Iglesia católica local a pagar una indemnización de 300 millones de pesos (unos 450.000 dólares) a las víctimas de abusos sexuales del ex sacerdote Fernando Karadima.

De esta manera, resolvió pagar 100 millones de pesos a cada uno de los demandantes, es decir a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo.

“Caso Karadima: Corte de #Santiago acoge demanda contra iglesia católica y ordena pagar 100 millones a cada uno de los demandantes”, informó el Poder judicial en su cuenta de Twitter.

En el fallo, que revoca una sentencia de 2017, “se acoge la demanda principal de indemnización de perjuicios basada en el hecho propio de la Iglesia Católica de Chile, y, en consecuencia, se declara procedente la acción indemnizatoria”, por concepto de “daño moral” contra los tres demandantes.