El dirigente también agradeció a los miembros de su gabinete el trabajo en los últimos meses.

El Primer Ministro británico, Boris Johnson, durante su primera reunión de Gobierno, pidió a su Gabinete cumplir con las prioridades del Reino Unido y las promesas electorales.

“Este es el Gobierno del pueblo y este es un gabinete del pueblo y vamos a trabajar para cumplir con las prioridades del pueblo británico. Esto es lo que los ciudadanos quieren”, expresó.

Johnson, reiteró a sus ministros la importancia de “trabajar más duro”,porque la población espera mucho de este Gobierno. “Tenemos que cumplir con lo prometido”, dijo.

Asimismo, reiteró que el nuevo Ejecutivo “tory” tiene por delante una amplia agenda a fin de atender problemas sociales, como los sin techo, y de mejorar las infraestructuras y la educación, así como el Servicio Nacional de Salud (NHS, en inglés).

También aseveró que “la economía sigue fuerte pero vamos a tener que tomar pasos para fortalecerla aún más. Somos conservadores, creemos en ampliar las oportunidades en todo el Reino Unido y, a eso nos vamos a dedicar”, puntualizó.