Los estudiantes de educación elemental, con edades de entre 6 y 19 años, además de inglés, matemáticas o historia, deberán estudiar desde el próximo curso académico una materia sobre temas vinculados con la emergencia climática y el desarrollo sostenible.

Italia incluirá en su currículo escolar una asignatura obligatoria sobre la crisis climática, convirtiéndose así en el primer país del mundo en hacerlo, según explicaron fuentes del Ministerio de Educación.

La asignatura sumará 33 horas en todo el año, una por semana, y su programa estará basado en los 17 objetivos para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El Ministro de Educación, Lorenzo Fioramonti, señaló a través de sus redes sociales que su deseo es que “Italia se convierta en un líder contra el cambio climático“.