La nueva cepa del coronavirus SARS-CoV-2 detectada primero en el Reino Unido a final del pasado año, más contagiosa, ha disparado los contagios y llevó al Ejecutivo irlandés a decretar el pasado 6 de enero un tercer confinamiento estricto

El Gobierno irlandés prevé que el 80 % de la población del país estará vacunada contra la covid-19 a finales del próximo septiembre, si bien advierte que las proyecciones y calendarios están “evolucionado constantemente”.

El ministro de Sanidad, Stephen Donnelly, ha explicado en una carta enviada al Parlamento de Dublín que hasta 700.000 personas podrían estar vacunadas a final de marzo, según el plan de inmunización puesto en marcha para los tres primeros grupos prioritarios.

En esta primera ola de vacunación se incluyen los ancianos que viven en residencias y el personal que les cuida, los sanitarios y los mayores de 70 años.

El Gobierno de Dublín, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, prevé que recibirá aproximadamente 3,7 millones de dosis entre abril y junio y otros 3,8 millones entre julio y agosto.

De esta manera, unos cuatro millones de personas, en un país de casi cinco millones, podrían haber recibido las dos dosis de la vacuna contra la covid a finales de septiembre, según el ministro.

“Queremos usar estas vacunas tan pronto como lleguen. Queremos conseguirlo a través de la cooperación con médicos de cabecera, farmacias y, en último término, en centros de vacunación masiva”, explicó Donnelly en la misiva.

Después de iniciar en enero el programa de vacunación con el medicamento de Pfizer/BioNTech, Irlanda también prevé administrar la vacuna de Moderna, aprobada recientemente por la Agencia Europea del Medicamento (AEM).

Donnelly también informó este jueves de que casi la mitad de los nuevos casos de covid-19 detectados en Irlanda están provocados por la llamada variante británica.

La nueva cepa del coronavirus SARS-CoV-2 detectada primero en el Reino Unido a final del pasado año, más contagiosa, ha disparado los contagios y llevó al Ejecutivo irlandés a decretar el pasado 6 de enero un tercer confinamiento estricto de, al menos, un mes.

Las autoridades sanitarias indicaron este miércoles que se registraron 63 nuevos fallecimientos, cinco de los cuales ocurrieron en noviembre, uno en diciembre y el resto este mes.

Así, el número total de muertes se situó en 2.460, al tiempo que se detectaron 3.569 nuevos contagios en las 24 horas anteriores, hasta un total de 159.144.