Esta decisión permite que sus ciudadanos salgan de sus residencias, usar el transporte público, que se desinfecta varias veces cada día, salir a comprar o incluso ir a trabajar

La ciudad china de Wuhan, donde comenzó a propagarse el brote de coronavirus, regresará a la normalidad el 8 de abril, cuando levantará la estricta cuarentena que impuso a sus habitantes el pasado 23 de enero.

Los ciudadanos de la capital de la provincia de Hubei, sólo podrán abandonar la ciudad si presentan un código QR de salud verde obtenido a través de aplicaciones móviles, lo que implica que la persona no ha mantenido contactos con ningún contagiado o sospechoso de tener la enfermedad.