“Espero y estoy a salvo y apelo (…) para que este proceso se lleve a cabo de acuerdo con las normas propias de un estado de derecho democrático”, puntualizó Saab

El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, expresó que la detención del empresario Álex Saab es un “caso delicado”, y pidió respeto por el estado de derecho democrático.

“No puede pedirme que comente un caso delicado, que se encuentra en la corte de Cabo Verde. Es un caso en el que hay un ciudadano, un hombre de negocios, a quien se le imputan cargos, justos o no, no tengo que decirlo, de hecho es penalmente grave, fue detenido en Cabo Verde, hay un pedido de extradición, en el que la defensa lucha por la liberación, como no comento ningún caso judicial específico, no puedo comentar sobre este”, indicó.

Asimismo, señaló que “como presidente y siendo Cabo Verde una democracia, siempre he encontrado y sigo encontrando que, en cualquier circunstancia, sea cual sea el expediente, sea cual sea su complejidad, sus implicaciones, tenemos que funcionar como un estado de derecho democrático”.

indicó que “específicamente, el detenido debería tener y debe tener acceso, en particular, a todas las garantías de defensa que la Constitución exige para cualquier persona detenida en cualquier proceso judicial”.

Fonseca sostuvo que es evidente que el caso tiene implicaciones, ya que Cabo Verde es un país pequeño y hay muchos intereses, además de legales, en torno al caso: “Tanto es así que no recuerdo haber recibido tantas llamadas, llamadas de jefes de estado extranjeros”, sostuvo.