“Nos preocupa que el conflicto afecte a zonas densamente pobladas, incluida la capital, Kiev, y otras ciudades importantes”, destacó en un comunicado la jefa de la delegación de CICR en la capital ucraniana, Florence Gillette

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió que el conflicto en Ucrania se podría extender a zonas con alta densidad de población, lo que podría tener consecuencias “devastadoras” para los civiles, “incluidos niños, enfermos y ancianos”.

“Nos preocupa que el conflicto afecte a zonas densamente pobladas, incluida la capital, Kiev, y otras ciudades importantes”, destacó en un comunicado la jefa de la delegación de CICR en la capital ucraniana, Florence Gillette.

La delegada pidió a las partes en conflicto que no olviden sus obligaciones con el derecho internacional humanitario, garantizando la protección de la población civil y de todas las personas que no toman parte en el combate, incluidos detenidos, heridos y enfermos.

El comité también advirtió contra los ataques indiscriminados y pidió a las partes en conflicto que eviten “el uso de armas explosivas con amplia área de impacto en zonas pobladas” así como colocar objetivos militares dentro de estas áreas o en sus cercanías

El comunicado de CICR también alertó sobre un posible aumento de las tensiones y del número de armas en las calles, ante lo que “es importante seguir tomando medidas para asegurar el mantenimiento del orden público, a fin de evitar riesgos adicionales para la población civil”.

“Cualquier puesta en peligro de servicios esenciales como el agua, la electricidad o las instalaciones sanitarias puede tener enormes repercusiones”, agregó Gillette.