“En el caso de un conflicto entre una orden de arresto europea y otra de extradición de Estados Unidos, las autoridades británicas deberán decidir el orden de prioridad”, señaló la fiscal

La Fiscalía sueca presentó este lunes una orden de detención por supuesta violación contra el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, como ya había anunciado la semana pasada que haría al reabrir el caso dos años después de cerrarlo.

“He pedido a la corte de Uppsala (norte de Estocolmo) que detenga a Assange en ausencia, sospechoso de violación en grado menor por causa probable. Si el tribunal decide detenerlo, enviaré una orden de arresto europea para que sea entregado a Suecia”, señaló en un comunicado la fiscal superior adjunta, Eva-Marie Persson.

Eva-Marie Persson, fiscal superior adjunta de Suecia, anunció la decisión tomada respecto a la investigación preliminar sobre el fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, este lunes en Estocolmo (Suecia). Foto : EFE.

La reapertura del caso Assange en Suecia obedece al cambio en su situación, ha asegurado la Fiscalía, que ha insistido que el cierre se debió a la imposibilidad de hacer avanzar la causa y no a la falta de pruebas, además de que los tribunales suecos han concluido en varias ocasiones que las sospechas contra él son verosímiles.

“En el caso de un conflicto entre una orden de arresto europea y otra de extradición de Estados Unidos, las autoridades británicas deberán decidir el orden de prioridad”, señaló la fiscal.

El proceso en Suecia se reactivó al pedir la abogada de una de las denunciantes, Elizabeth Massi Fritz, la reapertura del caso tras la detención en Londres de Assange.

Elisabeth Massi Fritz, la abogada de una de las presuntas víctimas de violación de Assange, ofrece una rueda de prensa sobre la decisión tomada por la Fiscalía sueca de reabrir el caso por el delito de violación. Foto : EFE.

Tres de los delitos por los que fue investigado Assange en Suecia prescribieron y el de violación lo hará en agosto de 2020.

La Fiscalía sueca emitió en noviembre de 2010 una orden de arresto europea contra Assange, que fue detenido un mes después en Londres, y a partir de ahí comenzó un proceso judicial que culminó en junio de 2012, cuando el Supremo reafirmó la extradición a Suecia y el periodista se refugió en la embajada ecuatoriana.