La explosión en el puerto de Beirut tras un incendio que se sospecha está vinculado con una segunda detonación por motivos aún no determinados generó la deflagración de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, según el Gobierno

El Gobierno libanés sumó dos nuevos fallecidos a la lista de víctimas de la explosión d este pasado martes en el puerto de Beirut, con los que se eleva la cifra a 137 muertos en la tragedia, que ha causado además más de 5.000 heridos de diversa consideración.

El ministro de Salud libanés, Hamad Hassan, informó a la radio oficial Voz del Líbano del último balance, mientras continúan los trabajos para tratar de encontrar supervivientes, entre los escombros de la tragedia.

Hassan señaló que se mantienen contactos con países árabes y europeos para asegurar la llegada de ayuda médica al país, y que se instalarán hospitales de campaña.

Por otra parte, indicó que la orden del Consejo de Ministros este miércoles de dictar prisión domiciliaria contra los responsables de la carga en el marco del estado de emergencia en Beirut, que fue aprobado también ese día, es una prueba de que se van a pedir responsabilidades.