El Ministro Interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, compartió en la red social Twitter una fotografía del documento en el que se ordena aprehender a Morales y trasladarlo ante la Fiscalía Especializada Anticorrupción para prestar su declaración informativa.

El ex mandatario de Bolivia, Evo Morales, afirmó este jueves 19 de diciembre, desde Argentina, que la orden de detención que emitió la Fiscalía boliviana en su contra “no procede legalmente” porque él sigue “siendo presidente” del país, ya que la Asamblea Legislativa “no aceptó ni rechazó” su renuncia.

La orden de aprehensión es injusta, ilegal e inconstitucional porque no procede legalmente. Sigo siendo presidente y por eso se debe cumplir con los procedimientos de la ley boliviana”, dijo Morales.

Señaló que “la Asamblea Legislativa plurinacional no aceptó ni rechazó” la renuncia que presentó el pasado 10 de noviembre, por lo que “según la Constitución” sigue siendo presidente hasta el próximo 22 de enero.

El Gobierno Interino de Jeanine Áñez, presentó el pasado mes de noviembre una denuncia en la Fiscalía, en La Paz, contra Morales por delitos como terrorismo, al acusarlo de incitar a la violencia contra el Ejecutivo Provisional desde México.