El presidente Volodimir Zelensky afirmó que la reconstrucción del país será “el mayor proyecto económico en Europa” y sentará nuevas bases para una nación “segura y moderna”

Desde el inicio de la invasión rusa hasta los momentos se estiman que 800.000 viviendas han resultado dañadas o destruidas, según la diputada del partido del Gobierno ucraniano, Olena Shuliak.

La diputada señaló que el Parlamento ucraniano ya ha aprobado una ley de compensación que fija además las categorías de atención a los afectados por daños. “Se trata de personal militar y sus familias, familias numerosas, personas con discapacidad. Creemos que deberían ser los primeros en recibir una compensación o una vivienda, porque son los que más lo necesitan”, ha indicado en comentarios a la agencia ucraniana UNN.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, pidió este sábado ayuda internacional para llevar a cabo la reconstrucción del país, como consecuencia de la invasión por parte de las tropas rusas que comenzó el 24 de febrero por orden del presidente ruso Vladimir Putin.

“Es necesario no solo restaurar todo lo que destruyeron los ocupantes, sino también crear una nueva base para nuestra vida, para Ucrania: segura, moderna, conveniente, sin barreras. Esto requiere inversiones colosales: miles de millones, nuevas tecnologías, mejores prácticas, nuevas instituciones y, por supuesto, reformas”, explicó en su discurso diario dirigido a los ucranianos.

El mandatario se refirió a la Conferencia sobre la Recuperación de Ucrania que comienza este domingo en Lugano (Suiza), un “gran evento internacional” dedicado a la reconstrucción del país “en el sentido amplio de la palabra”, dijo. Allí, el gobierno presentará “un enfoque nacional de cómo implementar todo esto”, señaló.

“De hecho, se trata del mayor proyecto económico de nuestro tiempo en Europa y de una oportunidad excepcional para mostrarnos a todos los estados, a todas las empresas que invitaremos a trabajar en Ucrania”, afirmó.