El cuerpo del duque de Edimburgo permanecerá en una capilla privada del castillo de Windsor hasta la mañana del sábado 17, cuando será trasladado en una procesión ceremonial, acompañado por miembros de la familia real

El funeral del príncipe Felipe, fallecido este viernes a los 99 años, tendrá lugar el próximo sábado en la capilla de San Jorge, adyacente al castillo de Windsor, anunció este sábado 10 de abril el Palacio de Buckingham.

La ceremonia comenzará a las 14.00 GMT, cuando se pedirá a la nación que guarde un minuto de silencio en tributo al esposo de la reina Isabel II.

El féretro con el cuerpo del duque de Edimburgo permanecerá en una capilla privada del castillo hasta la mañana del sábado 17, cuando será trasladado en una procesión ceremonial, acompañado por el príncipe Carlos, su primogénito, y otros miembros de la familia real.

El estandarte personal del príncipe, una corona de flores, su espada y su gorra de la Marina Real británica decorarán el ataúd de Felipe, cuyo funeral no será precedido por un velorio público, tal como fue su deseo.

Las exequias estarán limitadas por las restricciones en vigor contra la pandemia de coronavirus, que restringen los asistentes a funerales en Inglaterra a 30 personas. El deán de Windsor, el arzobispo de Canterbury y ocho portadores del féretro estarán también presentes en la capilla.