La paciente, una mujer de unos 60 años había viajado en diciembre pasado a China y regresado a mediados de enero a EEUU, se encuentra en condición estable, pero permanecerá hospitalizada

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos confirmaron este viernes un segundo caso de coronavirus cuyo origen está en la ciudad china de Wuhan y que ha dejado al menos 26 muertos y 887 contagiados.

La paciente viajó recientemente a Estados Unidos desde Wuhan y no tenía síntomas durante el vuelo, pero nada más llegar a Chicago comenzó a presentar señales de haber sido contagiada, indicaron responsables de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

Esta mujer es el segundo caso en EEUU, después de que se confirmara esta semana que una persona de Seattle, en el estado de Washington, sufre la enfermedad.

La paciente, una mujer de unos 60 años había viajado en diciembre pasado a China y regresado a mediados de enero a EEUU, se encuentra en condición estable, pero permanecerá hospitalizada por medidas de control de infecciones.

Los CDC indicaron que monitorearon ya más de 200 viajes y cerca de 2.000 personas, de las cuales investigan 63 posibles casos repartidos en 22 estados que están bajo vigilancia.

Foto: EFE

Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, dijo en una teleconferencia que, aunque entiende la “preocupación” de la población, el “riesgo inmediato para el público estadounidense es bajo en este momento”.

De los 63 casos bajo investigación, 11 muestras dieron ya negativo y 2 positivo, indicaron los CDC.

El aeropuerto de Chicago, al igual que los de Los Ángeles, San Francisco, Atlanta y el John F. Kennedy de Nueva York, está desde la pasada semana en alerta por las autoridades sanitarias, que revisan a los pasajeros que llegan ante el temor a una propagación de este nuevo tipo de coronavirus surgido en China.