El gobierno de El Salvador mostró las “estrictas” condiciones de reclusión de pandilleros en dos cárceles del país, en medio de una polémica por un reporte periodístico que lo señala de conceder beneficios carcelarios a esos grupos para que disminuyan los homicidios.

Pandilleros del Barrio 18 y de su rival Mara salvatrucha (MS-13) mezclados y hacinados en las celdas, sin camisa, solo usando calzoneta blanca y con mascarillas en su rostro por prevención por la pandemia del coronavirus, era el panorama que se observaba en ambas prisiones.