Los grades daños a la infraestructura de la ciudad, qué bien podrían ser comparados con un terremoto, profundizan la crisis económica que afecta al Líbano, desde hace unos años, y que se vio agravada por la pandemia mundial por el COVID-19

La explosión se produjo luego que un incendio alcanzara un depósito que contenía 2.700 toneladas de nitrato de amonio, un químico usado como fertilizante y altamente explosivo, químico que se encontraba almacenado en el puerto desde 2014, cuando fue abandonado por un barco que presento una avería.

La explosión, que se sintió en Chipre a 240 Km., al noreste del Líbano, afecto a gran parte de la ciudad de Beirut, donde se encuentra el puerto, registrándose más de 100 muertos y 4.000 heridos, saldo que manejaban las autoridades hasta la mañana de este miércoles, aunque se esperaba que se incrementara el numero de víctimas.