Los representantes sindicales que asistieron al encuentro rechazaron las violentas protestas contra el Gobierno convocadas por organizaciones indígenas y sociales

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se reunió este miércoles con representantes de sindicatos afines a su gestión para dialogar sobre una polémica reforma laboral que ha sido rechazada por otras organizaciones de trabajadores.

Los representantes sindicales que asistieron a la cita rechazaron las violentas protestas contra el Gobierno, especialmente en Quito, convocadas por organizaciones indígenas y sociales, entre ellas el Frente Unitario de Trabajadores, la mayor central obrera del país.

Cristóbal Buendía, procurador de la Federación de Trabajadores públicos y privados, dijo que “Rechazamos enérgicamente lo sucedido. Creemos que hay que aprender de ello para que esto no vuelva a suceder en el Ecuador”, afirmó

Oswaldo Chica, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, informó que las propuestas planteadas en esta reunión al Ejecutivo, sobre la reforma laboral, fueron recibidas positivamente por las autoridades.

“Hemos venido con propuestas claras, propuestas que sean aplicables, que mediante el diálogo podemos llegar a consensos”, señaló Chica.