El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dijo que la ciudad se quedará sin equipamientos médicos suficientes para atender a los enfermos al final de la semana

La cuarentena y el distanciamiento social están desacelerando el ritmo de infección del coronavirus en Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, aseguró este miércoles el gobernador Andrew Cuomo.

Cuomo, aseguró que las proyecciones de pacientes hospitalizados por el virus están subiendo a un ritmo menor al anticipado, debido a las estrictas medidas adoptadas en el estado, que cerró escuelas y comercios no esenciales y prohibió las reuniones de cualquier número de personas.

“El domingo, la proyección era que las hospitalizaciones se duplicaban cada dos días (…) El martes, las proyecciones sugirieron que las hospitalizacones estaban duplicándose cada 4,7 días. Es casi demasiado bueno como para creerlo”, dijo Cuomo en conferencia de prensa.

“Las flechas apuntan en la dirección correcta”, aunque el número de casos sigue subiendo, indicó.

En el estado de Nueva York, hay más de 30.000 casos -casi 18.000 de ellos en la ciudad de Nueva York- y han muerto 285 debido al virus.

Cuomo, dijo que Nueva York precisará 30.000 respiradores en el pico de la pandemia, que se calcula llegará en 21 días a la Gran Manzana.

El estado ya tenía 4.000 respiradores, pudo comprar otros 7.000, recibió 4.000 más del gobierno federal, y aún le faltan 15.000 para poder atender a una cifra estimada de 140.000 pacientes de coronavirus en el ápice de la pandemia, calculó Cuomo.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que la ciudad se quedará sin equipamientos médicos suficiente,s para atender a los enfermos al final de la semana. Pero Cuomo, aseguró que lo que hay durará más de 15 días.

“Ahora, y en el futuro cercano, tenemos suministro. Todavía no hemos garantizado el suministro para dentro de tres semanas, dentro de cuatro semanas, cinco semanas. Pero seguimos comprando”, sostuvo el gobernador.