La ex modelo, que nació en la República Checa, es la madre de Ivanka, Eric y Donald Jr.

Ivana Trump, la primera esposa de Donald Trump, murió en la ciudad de Nueva York, anunció este jueves el expresidente en las redes sociales.

“Me entristece mucho informar a todos los que la amaban, de los cuales hay muchos, que Ivana Trump falleció en su casa en la ciudad de Nueva York”, publicó Trump en Truth Social. “Era una mujer maravillosa, hermosa y asombrosa, que llevó una vida grandiosa e inspiradora. Su orgullo y alegría eran sus tres hijos, Donald Jr., Ivanka y Eric. Estaba tan orgullosa de ellos, como todos lo estábamos de ella. ¡Descansa en paz, Ivana!”.

De acuerdo con los medios locales, poco después del mediodía los bomberos acudieron a una llamada de emergencia por un infarto y hallaron a una mujer de 73 años en el apartamento del Upper East Side, donde ella vivía.

La familia Trump también emitió un comunicado. “Es con profunda tristeza que anunciamos el fallecimiento de nuestra querida madre, Ivana Trump. Nuestra madre era una mujer increíble: una fuerza en los negocios, una atleta de clase mundial, una belleza radiante, una madre cariñosa y amiga. Ivana Trump fue una sobreviviente”.

“Ella huyó del comunismo y abrazó este país”, continuó el comunicado. “Ella enseñó a sus hijos sobre determinación y dureza, compasión y determinación. Su madre, sus tres hijos y diez nietos la extrañarán mucho”.

Los Trump eran una pareja de poder publicitario en Nueva York en las décadas de 1980 y 1990 antes de su igualmente público y complicado divorcio después de que Donald Trump conociera a su próxima esposa, Marla Maples. Pero en los últimos años, Ivana Trump se había llevado bien con su ex esposo. En un libro que escribió en 2017, dijo que hablaba una vez a la semana con el ex mandatario.

El poder y celebridad de la pareja creció a medida que se disparaba el negocio inmobiliario de Donald Trump, con Ivana Trump asumiendo varios roles clave en el negocio.

Con información de Infobae