Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson se unieron para firmar un compromiso conjunto de no sacar al mercado ningún preparado sin haber garantizado del todo que sea seguro y eficaz

Varias farmacéuticas que trabajan en distintos proyectos para conseguir una vacuna contra la COVID-19 planean firmar un compromiso conjunto, de no sacar al mercado ningún preparado sin haber garantizado del todo que sea seguro y eficaz, independientemente de posibles presiones políticas.

Según informaron este viernes los diarios The Wall Street Journal y The New York Times, las compañías rivales planean difundir a comienzos de la próxima semana un comunicado en el que prometen no buscar la aprobación de cualquier Gobierno hasta haberse asegurado de que, su vacuna es completamente segura y eficaz.

Entre las farmacéuticas que firmarán el documento se encuentran las estadounidenses Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, coinciden los dos diarios, mientras que el New York Times agrega que, también compartirán el compromiso la británica GlaxoSmithKline (GSK) y la francesa Sanofi.

“Creemos que este compromiso ayudará a asegurar la confianza pública en las vacunas de la COVID-19 que puedan acabar siendo aprobadas, y en la adhesión al riguroso proceso científico y regulatorio por el cual se evalúan”, indica el borrador del comunicado conjunto, de acuerdo con el Journal.

La iniciativa busca apaciguar a quienes ven con escepticismo el rápido avance de los ensayos clínicos para desarrollar una vacuna, un proceso que normalmente dura años, y a quienes temen que esos proyectos puedan acelerarse por motivos políticos, en detrimento de la posible seguridad o eficacia del producto.