Bolton advirtió con “vehemencia” a cualquier “actor externo” en contra de desplegar “activos militares” en Venezuela o en cualquier otra zona del continente

John Bolton, el asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, insistió este viernes en denunciar el envío de personal y material militar a Venezuela por parte de Rusia, y advirtió al Kremlin de que la Casa Blanca considera estas “acciones provocativas como una amenaza directa”.

“Seguiremos considerando este tipo de acciones provocativas como una amenaza directa a la paz internacional y a la seguridad en la región”, señaló Bolton en un comunicado en el que aseguró, además, que Estados Unidos “defenderá y protegerá” sus intereses en el continente americano.

Por todo ello, el asesor advirtió con “vehemencia” a cualquier “actor externo” en contra de desplegar “activos militares” en Venezuela o en cualquier otra zona del continente.

“La Administración condena el continuado uso por parte de (el presidente de Venezuela) Nicolás Maduro de personal militar extranjero en su intento de aferrarse al poder”, agrega el comunicado.

Bolton acusó a Maduro de recurrir a las Fuerzas Armadas rusas para buscar apoyo en su política de “represión” al pueblo venezolano, perpetuar la crisis económica que atraviesa el país y poner en peligro la “estabilidad regional”.

“Hacemos un llamamiento al ejército venezolano a cumplir con su obligación constitucional de proteger a los ciudadanos de Venezuela”, concluyó el asesor.

El pasado fin de semana, soldados comandados por el mayor general Vasili Tonkoshkurov, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra ruso, aterrizaron en el aeropuerto internacional de Maiquetía, el principal de Venezuela, a bordo de dos aviones militares.