Esta zona es una de las más convulsas del país por la presencia de varios grupos armados ilegales, como la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las FARC

Dos soldados murieron y tres más resultaron heridos en una emboscada perpetrada por desconocidos en una zona rural de la región colombiana del Catatumbo,lugar fronterizo con Venezuela, informaron este sábado fuentes oficiales.

“QEPD (Que en paz descansen) nuestros dos soldados”, manifestó la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, en un mensaje publicado en Twitter en el que también denunció que “el Catatumbo se llenó de coca”.

El ataque ocurrió en el caserío de San José, en el municipio de Tibú, en donde fue activada una carga explosiva contra un camión que transportaba a los militares, detalló el comandante de la Segunda División del Ejército, general Mauricio Moreno a periodistas.

Los soldados fallecidos son Iván Vargas Sánchez y Héctor Orlando Robayo Guzmán, mientras que los heridos son Jonathan Javier Blanco Blanco, Óscar Yesid Grande Becerra y Manuel Antonio Sierra Contreras.

Los lesionados fueron llevados a un hospital de Cúcuta, la capital departamental de Norte de Santander, para recibir atención médica.

El general Moreno agregó que las unidades militares siguen realizando operaciones para ubicar a los autores del ataque.

A la zona también se desplazó el comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, para atender la situación.

El 15 de septiembre, el político conservador Bernardo Betancourt Orozco, candidato en las elecciones del próximo octubre a la Alcaldía de Tibú, fue asesinado por desconocidos.

Dicha localidad conforma la región del Catatumbo, junto a los municipios de Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, La Playa, San Calixto, Sardinata y Teorama.

Esta zona es una de las más convulsas del país por la presencia de varios grupos armados ilegales, como la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las FARC, que se disputan el control del territorio y las rutas de narcotráfico.

El pasado 22 de septiembre, la activación de una granada que fue lanzada contra la estación de Policía del corregimiento Las Mercedes, del municipio de Sardinata, dejó 16 heridos, 14 de ellos civiles y los dos restantes policías.