Afirmó que la mala administración de Barack Obama fue la razón por la que llegó a la presidencia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respondió con fuerza este martes a los ataques que la exprimera dama Michelle Obama, protagonista en la noche inaugural de la convención demócrata y poderosa aliada del exvicepresidente Joe Biden, su rival en las elecciones de noviembre.

En su discurso la víspera, durante el cónclave -virtual- de los demócratas para confirmar a Biden como candidato a la Casa Blanca, la exprimera dama dijo que Trump es el presidente “equivocado” para el país y lo describió como un líder divisivo con una absoluta “falta de empatía”, que no ha estado a la altura del reto de la pandemia del coronavirus y la crisis económica asociada. 

“Me pareció un discurso muy divisivo, extremadamente divisivo”, respondió Trump a los periodistas en la Casa Blanca. 

También señaló que, si no fuera por el expresidente Barack Obama, ni siquiera estaría en el poder. “Estaría en otro lugar construyendo edificios”, afirmó. 

Michelle Obama fue el plato fuerte de la primera noche de la convención demócrata, un evento que debido a la pandemia tuvo que ser jibarizado y reducido a un formato online. 

En su mensaje, la antigua primera dama llamó a los estadounidenses a congregarse detrás de Biden y a salir a votar el 3 de noviembre.

Biden “va a decir la verdad y va a confiar en la ciencia”, afirmó en un golpe a Trump a quien acusó de ignorar a los expertos en el manejo de la crisis del coronavirus que ha dejado más de 170.000 muertos y millones de desempleados. 

La exprimera dama es una figura muy popular en Estados Unidos con mucha presencia mediática: publicó un exitoso libro de memorias y actualmente conduce un podcast. 

Después de la apasionada acusación de Michelle Obama, en la jornada de este martes la esposa de Biden, Jill, toma el relevo, en un discurso precedido por la alocución del exvicepresidente Bill Clinton.