El congreso también debate la acusación constitucional en contra del exjefe de gabinete y primo de Piñera, Andrés Chadwick

Un grupo de diputados de izquierda presentaron este martes una acusación constitucional ante el Congreso contra el presidente chileno, Sebastián Piñera, por su presunta responsabilidad en supuestas violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado en medio de la crisis que sacude el país.

La acusación cuestiona al mandatario conservador por “las graves y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos cometidas por agentes del Estado en el último mes”, explicó la diputada Carmen Hertz, del Partido Comunista que patrocinó la demanda, apoyada por legisladores de otros siete partidos de izquierda y organizaciones de derechos humanos.

Foto: EFE

“Es muy importante decirle a Chile que esto no tiene ninguna posibilidad de prosperar”, afirmó, por su parte, el diputado oficialista Javier Macaya, quien explicó que la acusación no contará con los votos necesarios para ser aprobada.

Piñera decretó un estado de emergencia y toques de queda cuando estalló la crisis, el 18 de octubre, sacando a militares a apoyar a la policía en los primeros días de convulsión cuando se registraron violentas manifestaciones, saqueos al comercio y disturbios.

Tras un mes de estallido social –el peor en tres décadas en Chile– se han registrado 22 muertos, miles de heridos y más de 200 personas con graves lesiones oculares por disparos de perdigones de la policía, que además no ha escatimado en el uso de gases lacrimógenos durante manifestaciones en Santiago y otras ciudades.

“Hoy día el presidente Piñera ha perdido absolutamente toda la gobernabilidad. Queremos decir basta a todas las violaciones a los derechos humanos”, sostuvo Carolina Marzán, del Partido por la Democracia (PPD).

Hace dos semanas, en medio de la crisis, un tribunal chileno admitió otra demanda presentada por organismos de derechos humanos contra el mandatario por su responsabilidad de los supuestos crímenes de lesa humanidad ocurridos durante las protestas.

El congreso también debate otra acusación constitucional en contra del exjefe de gabinete y primo de Piñera, Andrés Chadwick, igualmente por su rol en las presuntas violaciones a los derechos humanos.