China sigue una estrategia de “Covid cero”, que incluye pruebas masivas, reglas estrictas de aislamiento y bloqueos locales

Casi un millón de personas en un suburbio de Wuhan, la ciudad china en la que se cree se originó la pandemia de coronavirus, volvieron a ser confinadas para evitar la transmisión de la COVID-19.

Las autoridades ordenaron a los residentes del distrito de Jiangxia que permanezcan en sus viviendas durante tres días, después de que se detectaran cuatro casos asintomáticos de Covid.

China sigue una estrategia de “Covid cero“, que incluye pruebas masivas, reglas estrictas de aislamiento y bloqueos locales.

La estrategia ha ayudado a prevenir más muertes que en otros países. Sin embargo, enfrenta una creciente oposición a medida que las personas y las empresas continúan lidiando con las restricciones.

En Wuhan, una ciudad de 12 millones de habitantes, se detectaron dos casos asintomáticos hace dos días gracias a las pruebas periódicas.