Según la Constitución brasileña, el presidente no puede ser investigado por actos que hayan ocurrido fuera del ejercicio de su mandato

La Corte Suprema de Justicia de Brasil, ordenó investigar al presidente Jair Bolsonaro, a quien el exministro de Justicia, Sergio Moro, acusó de haber interferido políticamente en el Poder Judicial.

La decisión fue del magistrado Celso de Mello, quien este lunes 27 de abril, respondió a la solicitud efectuada el viernes anterior por el Fiscal General de la Nación, Augusto Aras.

Moro, quien como juez condujo a prisión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, anunció el viernes su renuncia, después de que Bolsonaro destituyera al director general de la Policía Federal, Mauricio Valeixo.

Durante el discurso en el que anunció su dimisión, el exjuez cuestionó la interferencia política del mandatario en el nombramiento de cargos técnicos, incluido el del director de la Policía Federal.

De acuerdo con el magistrado, es posible abrir una investigación contra Bolsonaro, ya que los hechos narrados por Moro, se relacionan con el ejercicio del cargo del jefe de Estado.