Margaret Keenan fue filmada y fotografiada mientras le colocaban la vacuna en el Hospital Universitario de Coventry, en el centro de Inglaterra

En el Reino Unido, una mujer de 90 fue la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y BioNTech.

Los reguladores británicos aprobaron la semana pasada esta vacuna, que a partir de este martes, 7 de diciembre, comenzará a ser suministrada para los grupos más vulnerables del Reino Unido que ha tenido un comienzo con esta fémina nonagenaria.