El alcalde anunció el cierre a partir de este jueves del servicio de restaurantes dentro de los establecimientos comerciales

Con el reporte récord de cerca de 3.000 casos en las últimas 24 horas, el condado Miami-Dade sigue liderando el foco del contagio en Florida, estado que este miércoles acumuló un total de 223.783 personas positivas al virus y 3.889 fallecidos.

Ante el repunte de las últimas semanas, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, decretó a partir de este jueves el cierre del servicio de restaurantes dentro de los establecimientos comerciales.

Giménez indicó que la medida, que se suma al toque de queda en las noches, caducará sólo hasta bajar a alrededor del 5% la tasa de casos positivos, que ayer estaba cerca al 22 % en el condado.

Miami-Dade acumula hasta ahora 53.774 casos y le siguen los condados vecinos de Broward y Palm Beach, con 23.781 y 18.231 casos, respectivamente.