Según Sahin, existen muchas mutaciones, pero también hay muchas proteínas en el virus que no varían

La empresa alemana BioNTech, confía en que su vacuna contra la COVID-19 sea efectiva también contra la nueva cepa del coronavirus detectada en Reino Unido y considera que técnicamente podría rediseñarla en seis semanas para adaptarla.

Al respecto, el cofundador de BioNtech, Ugur Sahin, dijo que “como científico nunca se es optimista, sino que se piensa en probabilidades y la probabilidad de que nuestra vacuna sea efectiva también contra esta nueva mutación es muy elevada”.

Subrayó que durante los últimos meses de desarrollo de la vacuna, cada vez que aparecía una mutación “realmente importante”, observaron cómo reaccionaba su vacuna y pudieron determinar que efectivamente era capaz de combatir “toda una serie de diversas variantes del virus”.

La nueva mutación detectada en Reino Unido se diferencia de las anteriores al no ser una sola mutación, sino estar compuesta de un total de nueve, precisó Sahin.