El nuevo misil balístico de alcance intercontinental tiene una envergadura mayor que la del Hwasong-15, proyectil de mayor alcance probado por el régimen hasta la fecha

El ejército norcoreano exhibió este sábado 10 de octubre, durante un desfile militar celebrado en Pionyang, un nuevo misil balístico de alcance intercontinental con una envergadura mayor que la del Hwasong-15, proyectil de mayor alcance probado por el régimen hasta la fecha.

Este nuevo proyectil, cuyo nombre se desconoce y que Pionyang no ha testado aún, ha sido uno de los nuevos activos del programa de misiles que Corea del Norte ha exhibido durante esta marcha militar celebrada en la madrugada del sábado con motivo del 75 aniversario del partido único y emitida en diferido por la televisión norcoreana.

Corea del Norte lleva sin lanzar a modo de prueba un ICBM desde noviembre de 2017, cuando probó precisamente el Hwasong-15, coincidiendo con su giro diplomático para tratar de negociar con EE.UU. un acuerdo de desnuclearización, aunque las conversaciones con Washington en este terreno llevan estancadas casi dos años.

Aunque el líder norcoreano, Kim Jong-un, evitó enviar un mensaje duro a EE.UU. en el discurso pronunciado antes del desfile, la exhibición de un nuevo proyectil más grande que el Hwasong-15 (que tiene capacidad potencial para alcanzar territorio estadounidense) remite, por otro lado, la idea de que Pionyang seguirá desarrollando misiles cada vez más sofisticados si no sella la paz con Washington. En ese sentido, Kim dijo que su régimen “seguirá fortaleciendo su fuerza militar para auto defensa y disuasión”, pero aseguró que “nunca” la usará para atacar de manera preventiva.