La representante detalló que varios inmigrantes detenidos se quejaron de recibir malos tratos e insultos por parte de sus guardianes y de que están obligados a beber agua de los inodoros

La congresista por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez criticó este martes a las autoridades fronterizas de Estados Unidos después de visitar un centro de detención en la frontera con México, donde aseguró que fue testigo de condiciones “horribles” y de “amenazas sexuales” contra ella.

De acuerdo con el testimonio de Ocasio-Cortez, los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza se rieron públicamente de los congresistas que visitaron el lunes los centros de detención de inmigrantes.

La senadora demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, denunciaoó tratos vejatorios en los centros de detención infantil en Texas. Foto AFP

“Ahora he visto el interior de estas instalaciones. No son solo los niños. Son todos. La gente bebe de los inodoros, los oficiales se están riendo frente a los miembros del Congreso”, tuiteó Ocasio-Cortez.

La legisladora dijo que comunicó esta situación a los superiores y que le respondieron que “los agentes actúan bajo estrés y a veces se comportan mal”.

La representante detalló que varios inmigrantes detenidos se quejaron de recibir malos tratos e insultos por parte de sus guardianes y de que están obligados a beber agua de los inodoros.

“Díganme cuántas de estas cosas se deben a falta de fondos”, cuestionó la representante, quien a la salida de las instalaciones declaró a la prensa: “No me sentí segura y (los agentes) me amenazaron sexualmente”.

Por su parte, un comisionado adjunto de la Protección Fronteriza, Robert Pérez, desmintió en una entrevista con la cadena de noticias Fox News las acusaciones publicadas por Ocasio-Cortez.

Reconoció que las instalaciones están por encima de su capacidad y que eso provoca que los inmigrantes allí detenidos no puedan recibir todas las prestaciones adecuadas.