Los comandantes podrán realizar los actos que “consideren dentro de sus respectivas guarniciones” militares

La conmemoración del golpe militar de 1964 en Brasil podrá hacerse con el visto bueno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

El mandatario dio libertad al Ministerio de Defensa para que se realicen las “conmemoraciones debidas” al golpe militar de 1964 en Brasil.

El portavoz de la Presidencia, Otavio Rego Barros, declaró: “Nuestro presidente ya determinó al Ministerio de Defensa que haga las conmemoraciones debidas en relación al 31 de marzo de 1964, incluyendo una orden del día”.

Los comandantes podrán realizar los actos que “consideren dentro de sus respectivas guarniciones” militares.

En 1964 el presidente Joao Goulart fue derrocado por militares, quienes instituyeron en Brasil una dictadura que se extendió hasta 1985, cuando Tancredo Neves fue elegido el primer presidente civil, pero en una votación realizada por el Congreso.

El portavoz de la Presidencia recalcó que el mandatario brasileño no considera el episodio de 1964 como un golpe militar. Bolsonaro, según Rego Barros, opina que “la sociedad reunida y percibiendo el peligro que el país estaba viviendo en aquel momento, se juntó a los civiles y militares” para “recuperar y reubicar” Brasil, reseñó EFE.