El medio millón de vacunas chinas se suman a los 15,2 millones gestionados con Rusia, con la compañía farmacéutica Serum de la India

Bolivia aseguró este jueves la provisión de 500.000 dosis de la vacuna del laboratorio chino Sinopharm, 100.000 de ellas donadas por el país asiático y el resto compradas por el Gobierno de Luis Arce.

La compra de estas vacunas y el anuncio de la donación se concretaron en un acto en la casa de gobierno en La Paz (la capital) y que se desarrolló de forma simultánea por vía telemática en China.

Representantes de Sinopharm y de la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud dependiente del Ministerio de Salud de Bolivia, firmaron el contrato para la provisión de las vacunas, cuyo llegada está prevista hasta fines de este mes, anunció el presidente boliviano.

EFE/EPA/Gyorgy Varga

“Son 100.000 vacunas que nos está donando China y las otras 400.000 el Gobierno boliviano las está comprando para el pueblo boliviano”, detalló Arce, quien aseguró que esto “no hubiese sido posible” si el Ejecutivo nacional no tuviera “las mejores relaciones” con el de China.

También expresó su confianza en que estas vacunas lleguen antes del 28 de febrero, “si es que las condiciones de producción así se lo permiten” al laboratorio chino.

El medio millón de vacunas chinas se suman a los 15,2 millones gestionados con Rusia, con la compañía farmacéutica Serum de la India y mediante la plataforma Covax de Naciones Unidas, recordó.

A fines de enero, Bolivia recibió un lote de unas 20.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V con el que comenzó la inmunización del personal de la salud, alcanzando hasta ahora a 10.167 personas.