La capital de Xinjiang, Urumqi, de 3,5 millones de habitantes ordenó poner en marcha medidas de confinamiento, y este viernes anunció la suspensión del servicio de metro y la cancelación de centenares de vuelos

El rebrote del coronavirus SARS-CoV-2 localizado en la región noroccidental china de Xinjiang registró otros 16 nuevos contagios el viernes, lo que sitúa el total de nuevos casos en China en 22, informó hoy la Comisión Nacional de Sanidad.

Los 16 positivos de Xinjiang se produjeron por contagio local, mientras que los 6 restantes se les diagnosticaron a viajeros procedentes del extranjero -los llamados casos “importados”- en las provincias de Cantón (sureste, 3), Shandong (este, 2) y Fujián (sureste, 1).

La capital de Xinjiang, Urumqi, de 3,5 millones de habitantes y donde se detectaron los primeros casos esta semana, anunció la puesta en marcha medidas de confinamiento, y este viernes anunció la suspensión del servicio de metro y la cancelación de centenares de vuelos.

Además, la provincia de Xinjiang empezó una campaña masiva de análisis para tratar de contener el rebrote lo antes posible, según la prensa local.

Pekín, por su parte, alarga la racha sin nuevos contagios hasta 12 días consecutivos, después del rebrote detectado en un mercado mayorista de la capital a principios de junio.

La cifra anunciada hoy supone un repunte respecto a la víspera, cuando se contabilizaron 10 casos, mientras que el día anterior las autoridades sanitarias chinas solo anunciaron un positivo en total.

Asimismo, la fuente oficial detalló que, hasta la pasada medianoche local (16.00 hora GMT del viernes), se dio de alta a 21 pacientes, por lo que el número total de infectados activos en la China continental quedó en 252, tres de los cuales permanecen en estado grave.