“Hasta el momento hemos endurecido las medidas de distancia social e incrementado el nivel general de conciencia de los ciudadanos, además de aumentar los test”, dijo el jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Centro para la Protección de la Salud de Hong Kong, Chuang Shuk-kwan

Las escuelas de Hong Kong cerrarán desde el próximo miércoles hasta después de las navidades, para intentar frenar la cuarta oleada de COVID-19 en la ciudad, una vez que en las últimas 24 horas se contabilizaron 115 nuevos casos, el mayor número desde el 1 de agosto, informó este domingo 29 de noviembre el Ejecutivo local.

De los 115 nuevos contagios, la primera vez que Hong Kong registra una cifra de tres dígitos desde comienzos de agosto, 62 están relacionados con el grupo de “supercontagiadores” que frecuenta clubes de baile que desencadenaron la cuarta oleada del virus en la excolonia británica.

El total de casos de esta oleada se eleva a 479, otros 23 de ellos con vínculos conocidos, 24 sin que hayan podido ser rastreados y seis procedentes del exterior.

Más de 50 personas han dado además positivo, en los test preliminares realizados.

El jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Centro para la Protección de la Salud de Hong Kong, Chuang Shuk-kwan, afirmó que, de acuerdo a la tendencia y los números que han observado, parece que esta cuarta oleada “es más grave que la anterior”.

“Por supuesto, depende de la evolución en los próximos días. Hasta el momento hemos endurecido las medidas de distancia social e incrementado el nivel general de conciencia de los ciudadanos, además de aumentar los test”, dijo Shuk-kwan.