En Arabia Saudita las ejecuciones suelen ser por decapitación, pero el ministerio indicó que uno de los condenados fue crucificado, un tratamiento reservado a los autores de crímenes considerados particularmente graves

Las autoridades saudíes informaron este martes de la ejecución de 37 personas acusadas de “terrorismo”, uno de ellos crucificado, dos días después de un ataque frustrado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) al norte de Riad.

El Ministerio del Interior anunció en un comunicado que las ejecuciones se produjeron después de que el Tribunal de Apelación, el Tribunal Supremo y un decreto real ratificaran la pena contra los condenados.

En Arabia Saudita las ejecuciones suelen ser por decapitación, pero el ministerio indicó que uno de los condenados fue crucificado, un tratamiento reservado a los autores de crímenes considerados particularmente graves.

Estas ejecuciones masivas tuvieron lugar en la capital Riad, las ciudades santas de La Meca y Medina, la región sunita de Al Qasim y la Provincia Oriental donde se concentra la minoría chiíta, según una declaración oficial del ministerio.

Según la nota, todos los ejecutados eran saudíes y fueron reconocidos culpables de “haber adoptado el pensamiento terrorista extremista” y de haber “formado células terroristas”.