En Berlín se dieron ya los primeros contagios, lo que llevó al cierre de una escuela. Desde el Ejecutivo federal busca cómo aminorar los efectos de la pandemia en la educación

Alemania continuó este viernes su serie ascendente de repuntes de contagios, hasta situarse en niveles no registrados desde mayo, mientras busca remedios a una situación amplificada por el retorno de las vacaciones y la vuelta al colegio.

El Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en el país, reportó 1.449 nuevos contagios en las últimas 24 horas. Es la cifra más elevada desde el 1 de mayo y la sexta jornada en 10 días con más de un millar de casos.

La canciller Angela Merkel, quien regresó de su receso estival el miércoles, retomó sus reuniones con los poderes regionales en busca de consensos para la reanudación de la actividad escolar.

“La materia educativa es competencia de los ‘Länder’ -estados federados- pero el interés común, a todos los niveles, es dar la máxima prioridad a un retorno lo más exitoso posible a la escuela”, afirmó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, respecto a la reunión de la canciller con responsables regionales.

De acuerdo a la práctica del país, el regreso a la escuela es gradual; desde principios de agosto volvieron a las aulas los alumnos de seis de los 16 “Länder” alemanes, entre ellos los de Berlín y los de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país. Para principios de septiembre lo habrá hecho el resto.

Cada “Land” implementa sus reglas del juego, también en lo que respecta al uso de las mascarillas -en la mayoría es obligatorio en las zonas comunes de la escuela; en Renania se amplía al interior de las aulas durante las clases-.

En Berlín se dieron ya los primeros contagios, lo que llevó al cierre de una escuela. Desde el Ejecutivo federal y los “Länder” se busca cómo aminorar los efectos de la pandemia en la educación. El propósito es evitar un cierre general de los colegios, como el ocurrido entre marzo y julio. Pero también tener preparado un “Plan B”, en caso de una segunda ola de contagios.

Foto: EFE

El cierre de colegios en el curso anterior evidenció el “potencial” de la educación a través de medios digitales, explicó la copresidenta del Partido Socialdemócrata (SPD), Saskia Esken, asistente a la reunión con Merkel y los poderes regionales.

La gran coalición planea garantizar que los profesores dispongan de ordenadores portátiles de trabajo y que todos los alumnos tengan acceso barato a internet -una conexión debe costar como máximo 10 euros al mes. Todos los colegios deberán tener acceso de banda ancha a internet, para lo que el Ejecutivo prevé un partida adicional de 500 millones de euros.