Según medios locales los asistentes comenzaron a destrozar el mobiliario urbano. Esto motivó la intervención de las fuerzas policiales, que respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma

Al menos 189 personas fueron detenidas en París tras una serie de disturbios en una de las protestas de los “chalecos amarillos”, registradas este sábado, que estuvieron marcadas por el segundo ultimátum realizado por el gobierno francés.

El Gobierno francés tenía previsto un dispositivo de 60.000 agentes en todo el país para contener de los posibles actos violentos, que no se repetían en las manifestaciones de los “chalecos amarillos” desde el pasado 16 marzo.

Varios vehículos fueron incendiados, al igual que papeleras y paradas de autobús, mientras que muchos de los manifestantes continuaban su ruta hacia la céntrica plaza, reportaron EFE y EP.

El 16 de marzo se presentó el primer ultimátum de los “chalecos amarillos” cuando se produjeron importantes disturbios en los Campos Elíseos, donde se saqueó y quemó el histórico restaurante Fouquet.

Desde entonces las autoridades francesas han prohibido parcialmente las marchas, pero los “chalecos amarillos” han mantenido como señal de protestas contra Gobierno de Emmanuel Macron.