La exsenadora fue condenada en Colombia a 15 años de cárcel por corrupción electoral, pero se fugó en octubre pasado aprovechando una cita en un consultorio odontológico de Bogotá para luego ser capturada en Venezuela

La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes (Cámara baja) abrió una investigación preliminar contra el presidente de Colombia, Iván Duque, por las declaraciones de la excongresita Aída Merlano, presa en Venezuela, según las cuales políticos compraron votos que lo favorecieron para ganar la Presidencia.

“Hemos tomado la decisión de aperturar investigación” luego de recibir la denuncia del representante a la Cámara David Racero, del movimiento opositor Decentes, contra Duque, dijo a periodistas el presidente de la Comisión de Acusación, John Jairo Cárdenas.

Cárdenas explicó que para la investigación, la primera que se le abre a Duque, fueron designados los congresistas Edward Rodríguez (Centro Democrático), Andrés Calle (Partido Liberal) y Wilmer Leal (Partido Verde), quienes oficiarán “como investigadores del proceso”.

“A partir de este momento ellos quedan investidos de las facultades que la Constitución y la Ley les confieren para adelantar todo lo pertinente en el desarrollo de esta investigación”, puntualizó Cárdenas.

La Comisión, que es la encargada de investigar a quienes gozan de fuero, está conformada por políticos de varios partidos, y aunque ha abierto casos contra varios presidentes o expresidentes, nunca ha condenado a nadie.

La decisión de la Comisión tiene su origen en una denuncia presentada días atrás por Racero y busca que se averigüe si efectivamente las declaraciones de Merlano tienen asidero.

Racero pide que se indague si el jefe de Estado es o no responsable de los presuntos delitos de constreñimiento al elector, fraude electoral, corrupción y tráfico de votos.

Merlano, condenada en Colombia a 15 años de cárcel por corrupción electoral, se fugó en octubre pasado aprovechando una cita en un consultorio odontológico de Bogotá y fue recapturada el 27 de enero por agentes de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Maracaibo (Venezuela).

En una entrevista con la revista Semana, Merlano aseguró que el empresario Julio Gerlein y la familia Char, un poderoso clan político del Caribe colombiano, compraron votos para favorecer la elección de Duque en la segunda vuelta, en junio de 2018.

En esa segunda vuelta, Duque derrotó al candidato de izquierdas Gustavo Petro, líder del movimiento Decentes, el mismo de Racero.