“Están ayudando al régimen con el sistema de misiles S-300, que aparentemente se dañó”, apuntó el enviado especial Estados Unidos para Venezuela

El representante de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, presume que el personal ruso que se encuentra en territorio venezolano trabaja en el sistema antiaéreo S-300 que se daño durante los recientes apagones.

Estás declaraciones fueron dadas este jueves 8 de abril durante una rueda de prensa del Departamento de Estado, donde señaló que “una de las cosas que están haciendo parece ser, y lo creemos desde el principio, es que están ayudando al régimen con el sistema de misiles S-300, que aparentemente se dañó durante al apagón”.

El equipo cuenta con lanzadores de misiles, radares y centros de control de tiro. Abrams sospecha que también se encuentran monitoreando la situación del país caribeño.

El equipo antimisiles de S-300MV recibió sus baterías en el 2013 pero no habían activados hasta en el reciente mes de marzo del 2019.

Este sistema de defensa se encuentra en el aeropuerto de El Sombrero y es reconocido como el escudo más avanzado de América Latina.

Con referencia a la presencia de técnicos y militares extranjeros señaló que “no hay números grandes de cubanos, hay algunos miles en los servicios de inteligencias, pero su presencia es muy perniciosa y lo mismo puede decirse de los cerca de 100 rusos”, acotó Abrams.

A su vez, recalcó que la presencia de los rusos en Venezuela no aportará nada beneficioso para el pueblo. “No hace nada para solucionar los problemas que enfrenta, sea políticos, sociales o económicos”, agregó.

El enviado especial de EEUU consideró “prematuro” que el diputado de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, active el artículo 187 de la Constitución y cuestionó el allanamiento de la inmunidad parlamentaria.

Espera que no detengan a Juan Guaidó porque promoverían reacciones duras, a lo que agregó que “tenemos una carta de opciones y cosas que podemos hacer contra el régimen y que lo van afectar muchísimo. Tenemos medidas muy fuertes preparadas”.