Congelación de precios de los combustibles, aumento salarial y eliminación del IVA en algunos alimentos de la cesta básica fueron algunas medidas tomadas por el presidente de Argentina

Luego de los resultados de las elecciones primarias del domingo pasado, donde el candidato presidencial Alberto Fernández se impuso con ventaja sobre el presidente de Argentina, Mauricio Macri, el jefe de Estado decidió hacer cambios en su gabinete político, él aspira a la reelección durante los comicios del próximo mes de octubre.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, fue reemplazado por el economista Hernán Lacunza, quien enfrentará la devaluación del peso y la inflación con un alza acumulada de 25,1% durante los primeros siete meses del año.

También el nuevo encargado del ministerio de Hacienda deberá sostener el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Macri anunció una serie de medidas para frenar los efectos de la crisis económica, entre ellas destacan: la congelación de los precios de los combustibles por 90 días, un aumento del salario mínimo y un alivio en los impuestos para los asalariados, jubilados y pymes, así como la eliminación, hasta fin de año, del IVA sobre alimentos de la cesta básica y paralización de las cuotas de créditos hipotecarios.

El mandatario argentino inició su gestión en diciembre de 2015 con la promesa de controlar la inflación y erradicar la pobreza, sin embargo, según los observadores, los resultados de su gestión parecen lejos de esa meta.